junior banner
 

Juego de plataformas de e-Bug

 

 



El juego de plataformas tiene tres modalidades de juego principales que se emplean para enseñar los mismos objetivos mínimos que el paquete de recursos. Incluye una parte consistente en un concurso televisivo que ayuda a relacionar el mundo de fantasía del juego con el mundo real. Hay un juego de ordenar alimentos, en el que se deben colocar éstos en el sitio correcto de la cocina, y un juego de plataformas, donde el jugador o jugadora se ve reducido al tamaño de un microbio y aprende interactuando con virus, hongos y bacterias.

Todo sobre los microbios

Las primeras secciones de este juego se dedican a enseñar al jugador o jugadora los distintos tipos de microbios (bacterias, virus y hongos) y que presentan diferentes formas y tamaños. Esto se consigue en el juego mostrando cada uno al lado de los otros. El jugador o jugadora puede ver que los hongos son mayores que las bacterias, etc. Tiene que sacar fotografías del tipo de microbio correcto.

Microbios beneficiosos y perjudiciales

Se enseña al jugador o jugadora que algunos microbios son perjudiciales. Cuando se toca un microbio dañino, se pierde "salud" en el juego. Se lanza jabón a los microbios perjudiciales para quitárselos de la piel. Del mismo modo, se lanzan "defensas naturales del organismo" contra los virus presentes en el torrente sanguíneo para eliminarlos. Desde luego, no todos los microbios son perjudiciales. En el juego, se ve cómo los microbios beneficiosos luchan contra los dañinos y el jugador o jugadora utiliza a Lucía Lactobacilo para convertir la leche en yogur.

El juego de la cocina

El jugador o jugadora tiene 30 segundos para guardar la compra. La leche tiene que ponerse en la puerta del frigorífico, y la carne cruda, taparse antes de meterse en la nevera. Se pierden puntos por estornudar sobre los alimentos o por no lavarse las manos después de manejar la carne cruda (o de estornudar). El propósito de este juego es demostrar las posiciones adecuadas para distintos alimentos dentro del frigorífico, así como mostrar cómo los estornudos y una mala higiene de las manos pueden propagar los microbios.

Acabar el tratamiento

En la última sección del juego, el jugador o jugadora se ve reducido de nuevo al tamaño de un microbio y se encuentra en el torrente sanguíneo combatiendo una infección. Sin embargo, esta vez hay una infección grave que no puede eliminarse con las defensas propias del organismo. El jugador o jugadora tiene que trasportar una tanda completa de antibióticos a esta infección. Si no se acaba el tratamiento (utilizando TODAS las pastillas), la superinfección reaparece.